Centro Martin Luther King

VIII Encuentro Latinoamericano de Experiencias de Educación Popular Ambiental: espacio de diálogo y convergencias

Encuentro EPA

¿Cómo construimos poder popular desde la Educación Ambiental?¿Cuáles son las contribuciones políticas y pedagógicas de nuestras prácticas? ¿A qué desafíos nos enfrentamos hoy?
Estas y otras interrogantes similares motivan los intercambios entre los y las más de 70 participantes en el VIII Encuentro Latinoamericano de Experiencias en Desarrollo de Educación Popular Ambiental, que se desarrolla en la provincia de Pinar del Río del 20 al 23 de noviembre.
El evento constituye un espacio de reafirmación de sentidos éticos, políticos, culturales, medioambientales; además de ser una oportunidad para el diálogo y la articulación de las diversas prácticas, desde la comunidad de intencionalidades y modos de hacer.
Momentos de mística, encuadre, feria de experiencias, profundización teórica, debate crítico, construcciones colectivas, interculturalidad y celebración dan matices a este proceso de socialización y acercamiento a varias realidades del continente.
Durante las jornadas, se han reconocido los aportes de las experiencias al logro de una mayor participación popular; a la formación de sujetos críticos y comprometidos; a la creación de alternativas que permitan romper mecanismos de dominación y emanciparnos como individuos y como colectivos; a la creación de capacidades de autodeterminanción y soberanía; a la defensa del socialismo desde una perspectiva transformadora; entre otras contribuciones.
A la par, se identifican dentro de los principales retos, no dejar espacios vacíos; mostrar la realidad desde sus diversos matices; la formación de las nuevas generaciones; la articulación de las agendas; la sostenibilidad de las prácticas en el tiempo, con recursos y con participación constante; una mayor incidencia política; la necesidad de generar y crear poder anti capitalista; encontrar los espacios y fortalecer alianzas entre las organizaciones que tienen sus canales establecidos; multiplicar las herramientas y capacidades; crear convergencia donde se compartan las experiencias, y la alfabetización política.
Este tipo de encuentros se realiza cada dos años, como parte de los esfuerzos para continuar socializando los por qué y los para qué de prácticas pedagógicas y luchas medioambientales en América Latina y el Caribe.

GARCÍA LINERA en CLACSO: “La izquierda debe prepararse para volver a tomar el poder en el continente en los próximos años, reconociendo errores y virtudes”

Linera en Clacso

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, sostuvo hoy que “a diferencia de los ‘80, cuando el neoliberalismo era una esperanza, ahora es un neoliberalismo zombi que solo moviliza odios y resentimientos”.

También remarcó que “este neoliberalismo es fallido, de corto aliento y se va a agotar”, por lo cual instó a las fuerzas de izquierda y progresistas a “reconocer qué se hizo bien y qué se hizo mal y prepararse para tomar el poder en el continente en los próximos años”.

García Linera se refirió de este modo al participar junto a Juan Carlos Monedero, fundador de Podemos y docente de la Universidad Complutense de Madrid del panel “El futuro de la izquierda y de la dignidad humana”, en el 1° Foro Mundial del Pensamiento Crítico, organizado en el marco de la 8° Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales.

“El actual es un neoliberalismo fundado en la negatividad y no en la esperanza de mediano plazo y eso tiene patas cortas. Estoy convencido de que no hay una amplia noche conservadora, liberal, racista, si no una oleada conservadora neoliberal con dos límites intrínsecos: Está repitiendo las viejas recetas que hace 20 años fracasaron y ha perdido el norte y el horizonte de las fuerzas de derecha”, evaluó el vicepresidente de Bolivia.

En este contexto, anticipó que “hay que prepararse para la segunda oleada de gobiernos progresistas y de izquierda en el continente”.

Destacó que los gobiernos de izquierda y progresistas, entre 2001 y 2015 en el Continente sacaron de la pobreza a 72 millones de personas; incorporaron 94 millones de personas a la clase media; mejoraron el Coeficiente Gini, disminuyendo las desigualdades en 1,1 anual y fortalecieron los sindicatos y los movimientos sociales.

También subrayó que durante esa época también se crearon “nuevas formas de gobernabilidad, con mayoría parlamentaria y mayoría callejera” y “tuvieron la virtud de integrar continental sin esperar que nadie nos diga lo que tenemos que hacer”.

No obstante, mencionó también algunos límites y errores que deberán corregirse para lo que él considera la “segunda oleada de izquierda” en la región. Por un lado, lograr una “continuidad de gestión duradera de la economía”, tanto en el “crecimiento económico” como en la “redistribución de la riqueza”. Porque dijo que “a la izquierda un error en economía no se le tolera, mientras que a la derecha, sí. La izquierda no tiene derecho a equivocarse”.

También mencionó que estos gobiernos han demostrado “debilidad de las transformaciones del sentido común. La política es una lucha por la conducción del sentido común. Cuando el viejo sentido común se resquebrajó la izquierda supo estar ahí, pero cuando llegó al Gobierno cometió el error de creer que ese sentido común nuevo quedó enraizado”, advirtió. En este sentido, señaló que “si los gobiernos progresistas no hacen un esfuerzo sistemático para transformarlo, el viejo sentido común se volverá a reconstituir y volverá a instalarse el sentido común neoliberal”.

Por su parte, Monedero coincidió en que “al modelo neoliberal cuesta tanto combatirlo porque no sólo es un modelo, es un sentido común que ha captado buena parte de nuestro imaginario” y sostuvo que “lo único que puede quebrar ese imaginario es el principio de cooperación”.

En este sentido, el docente universitario aseguró que en el actual modelo neoliberal “estamos condenados a sospechar en los demás, viviendo la vida como una inversión”. Se trata de una “lucha de economía de mercado que nos lleva a una sociedad de mercado”. No obstante, para la izquierda “todos somos animales cooperativos. Las personas progresistas confiamos en los seres humanos y las conservadoras no y terminan justificando el paramilitarismo, el autoritarismo y la violencia”, cuestionó Monedero.

“El miedo lo rige el cerebro, gestiona la defensa, monologa; en cambio, la esperanza es un diálogo, necesita a los demás. En esa lucha, cuando se instala en nuestras sociedades el miedo, gana la derecha”, advirtió.

Sin embargo, Monedero confió en que existe una “posibilidad de reconstruir ese espacio llamado izquierda”, gracias a “la fuerza en la calle”. “Todo lo mejor lo ha traído la izquierda. Que nadie nos quite la alegría diciendo que la izquierda ha fracasado”, concluyó.

FUENTE: CLACSO

Tomado de Alba Movimientos

“Que todos sean uno”. Portal Ecuménico en Sancti Spíritus

Portal Ecuménico Sancti Spíritus

“Es un momento para que las inquietudes positivas se colectivicen: la unión hace la fuerza. Si eso no tiene signos externos, no existe. En este contexto que vive Cuba, donde el pueblo está dando sus pareceres sobre el horizonte de país que queremos, es importante sincronizar el sueño que se tiene desde los seguidores de Jesús: acompañar a los más débiles, que sus derechos sean protegidos y se tengan en cuenta”.

La opinión de Esperanza Calabuig, religiosa del Sagrado Corazón, expresa el sentido compartido en el último de los Portales Ecuménicos organizados por la Red Ecuménica Fe por Cuba y el Centro Martin Luther King, que en esta ocasión reunió a 200 líderes de iglesias en la ciudad de Sancti Spíritus.

Para Calabuig, católica española que trabaja en Cuba desde hace nueve años, el llamado de Jesús a “que todos sean uno” debe ser una prioridad para todas las confesiones reunidas en el Portal Ecuménico.

En un momento del país en el que un buen número de iglesias se articulan –quizás como nunca antes en los casi sesenta años de Revolución—expresamente para reaccionar contra el artículo 68 del Proyecto de Constitución, los líderes reunidos aquí priorizan el trabajo común para una misión apegada a la justicia social, desde valores como la solidaridad y la compasión.

Según la teóloga cuáquera Mailé Vásquez, quien forma parte del equipo del CMLK, “el Portal Ecuménico tiene como objetivo que las iglesias celebren y compartan juntas, al tiempo que leen el contexto y buscan la manera de ser más eficientes en su misión”.

La clave para ello es el “ecumenismo”, un llamado a la unidad en la misión cuyo vocablo de origen proviene del griego clásico Oikoumene, que quiere decir “mundo habitado”, “casa común” o espacio para la coexistencia respetuosa de pueblos y culturas diversas.

Aunque el ecumenismo pareciera ser consustancial al testimonio cristiano, la mayoría de las iglesias evitan mezclarse con otras denominaciones.

“Muchas iglesias le temen a esa palabra, le temen a lo distinto y diverso. Pasa en mi pueblo y en todas partes. Pero Cuba necesita ya que las personas entiendan qué es el ecumenismo, algo que forma parte de nosotros como cristianas”, dijo Rachel Ynguanzo, de la Iglesia Bautista de Zulueta.

El Portal propició la celebración de 10 minitalleres, en los que los líderes religiosos debatieron temas como cultura de paz, ecología: integridad de la creación, pastoral de personas con discapacidad, diaconía, renovación litúrgica, entre otros, todos con un fuerte contenido social.

Para Adolis Tamayo, de la Iglesia Pinos Nuevos de Taguasco, el Portal “es una bendición porque podemos compartir con hermanos de diferentes iglesias, con diferentes credos. Creo que nuestro país está muy necesitado de esta unidad, de que se fortalezca en el hábito cristiano”.

Fundada en 2012, la Red Ecuménica Fe por Cuba une a cristianas y cristianos de todo el país con el objetivo de renovar el movimiento ecuménico y participar activamente en las transformaciones de la sociedad cubana.

En sus declaraciones han dejado claro el tipo de iglesia que quieren para Cuba de estos tiempos: “Una iglesia con compromiso social, que se arriesga a transformarse y a transformar el mundo y afirma el amor, la misericordia, el respeto a las diversidades, la justicia, equidad de género e integridad de la creación como valores del Reino”.

Según Rusmel González, uno de los jóvenes más activos de la Red, “la idea es seguir articulándonos. El portal nos da esa fuerza, nos permite encontrar maneras de un mejor ecumenismo, para lograr que la gente se conecte. Que entendamos cómo llegamos hasta aquí también es parte de nuestra historia”.

Página 1 de 10 siguiente  última