Centro Martin Luther King

Se reune el Foro Cuba de ACT Alianza para trazar estrategias tras el paso del Huracán Irma

El Foro Cuba perteneciente a ACT Alianza, una coalición global de iglesias y agencias dedicadas al desarrollo, la asistencia humanitaria y la incidencia, se reunió en la sede del Consejo de Iglesias de Cuba, para adoptar medidas referentes a la respuesta a la emergencia provocada tras el paso del huracán Irma por Cuba.

El Foro, integrado por varias organizaciones e iglesias de fuerte compromiso ecuménico en el país, con un importante trabajo diacónico, de servicio y comunitario, contó con las intervenciones del Sr. Carlos Rauda, oficial regional de programas de ACT Alianza, quien se encuentra en nuestro país colaborando en el proyecto que dará respuesta a la situación creada en la isla tras el paso reciente del huracán Irma. Antes de ampliar más sobre este tema dio a conocer sobre el contexto global en emergencias y de las dos situaciones que más ocupa la atención de ACT actualmente: la sequía en el norte de África, que alcanza siete países y millones de personas con falta de agua y comida, así como la crisis en el Medio Oriente, que sigue generando incontables refugiados y emigrantes.

En este encuentro se dialogó sobre el proyecto con el que el CIC, sus iglesias miembros y el Foro Cuba de ACT Alianza acompañarán a personas que fueron severamente dañadas a consecuencia del paso devastador del huracán Irma por la isla, a la vez que surgieron otras iniciativas de apoyo y contribución.

La Dra. Elina Ceballos, coordinadora del Área de Diaconía del CIC comunicó que, siguiendo los pasos de esta organización, ya fue aprobada una Nota Conceptual inicial para el proyecto que desarrollará el CONSEJO DE Iglesias de Cuba, miembro de para las personas afectadas en el país por el huracán, en la que se detallan las áreas de respuesta, las localidades y el presupuesto, entre otros conceptos fundamentales en los que se desea trabajar. E informó que se trabaja ya en el Appeal (la solicitud propiamente dicha) con un objetivo más realista y un mayor conocimiento de la situación existente.

En la cita se explicaron además, los seis elementos esenciales del proyecto de respuesta a la emergencia, comprendidos en las categorías: vivienda; seguridad alimentaria; agua, saneamiento y promoción de higiene, protección y ayuda psicosocial; artículos no alimentarios y recuperación de medios de vida.

También se dieron a conocer los territorios seleccionados para accionar en ellos: Santa Cruz del Norte, en la provincia Mayabeque; Playa, Centro Habana y Habana del Este, en la Habana; Martí y Cárdenas, en Matanzas; Caibarién, Encrucijada y Sagua La Grande, en Villa Clara; Yaguajay, Sancti Spíritus; Bolivia y Chambas, en Ciego de Ávila ; Esmeralda, en Camagüey; Manatí, en Las Tunas; Banes, en Holguín y Manuel Tames, Guantánamo.

La selección de estos ámbitos y lugares de intervención son el resultado de un pormenorizado análisis de las estadísticas de las afectaciones publicadas en los diferentes medios de difusión, y posteriormente de un proceso de seguimiento que realizan los coordinadores y colaboradores del CIC en las diferentes provincias del país. Otros criterios de selección para las personas a beneficiar con la respuesta son madres solteras que son cabezas de familia, mujeres embarazadas, personas adultas mayores, personas con discapacidad y familias multigeneracionales.

La Dra. Ceballos también hizo mención a la importancia de la experiencia de trabajo en los proyectos Comunidades Cubanas por el Desarrollo y Vida Plena, que promueven pequeños emprendimientos para mejorar la economía familiar de personas en diferentes municipios de Cuba. En esta ocasión, se pretende ayudar a aquellos negocios familiares que se vieron severamente afectados a causa del huracán.

Por su parte el presidente del CIC, Rev. Joel Ortega Dopico, aseguró que actualmente se trabaja en coordinación estrecha con los Coordinadores Provinciales del CIC para identificar en cada uno de los municipios seleccionados cuáles son los Consejos Populares más dañados, para así acercar más la respuesta a las personas con mayor necesidad. Y, una vez comenzada la etapa de implementación, se hará un diagnóstico, para identificar específicamente la mayor cantidad de personas que se encuentran dentro de los criterios de selección.

Trascendió que la cifra total de hogares a los que se espera llegar con este proyecto es de 16 mil, distribuidos en 119 Consejos Populares de 16 municipios del país. Esta respuesta permitirá beneficiar a una población total de 924 mil quinientas personas. En la reunión se conoció que se viene realizando un estudio de los posibles donantes dentro y fuera de ACT Alianza con posibilidades reales de apoyo, muchos de los cuales ya han iniciado las conversaciones al respecto.

Con este proyecto no solamente se dará solución específica a las afectaciones provocadas por el huracán Irma sino que además se propiciará el fortalecimiento de capacidades institucionales para que tanto el Consejo de Iglesias, como el Foro ACT Cuba mejoren su potencial de respuesta. Uno de los aspectos más distintivos de esta propuesta es el trabajo directamente en las comunidades afectadas, en coordinación con las autoridades locales y con los colaboradores del CIC en los territorios.

En la cita además se coordinaron los próximos pasos a seguir, se actualizó el listado de contactos del Comité de Emergencia, a la vez que se resaltó que es un momento de unidad, en el cual las iglesias del país puedan hacer un trabajo conjunto a favor de los más necesitados.

Tomado de Consejo de Iglesias de Cuba

Última modificación: 27 de septiembre de 2017 a las 10:00
0
0
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.